Cómo informar y proteger a tu hijo frente al Coronavirus

Mercedes Bermejo, psicóloga y psicoterapeuta infantojuvenil, nos explica cómo informar y proteger a nuestros hijos del Coronavirus, transmitiéndole tranquilidad, calma y prevención

“El niño aprende más desde lo que ve o imagina que sobre lo que escucha.”

Teniendo en cuenta la incertidumbre en cuanto a la evolución del brote de Coronavirus en España, y que día a día nos enfrentamos a una nueva situación, conviene adaptarnos también la información que traslademos.  Por ello debemos darle la importancia que merece a la prevención de la transmisión, así como a las medidas de higiene, reduciendo situaciones de alarma que afecten a los menores.

¿CÓMO EXPLICÁRSELO A NIÑOS Y NIÑAS?

Los niños no son adultos en miniatura, sino que tienen una serie de características psicológicas, evolutivas y emocionales que debemos conocer los adultos, para entenderles, y que puedan entendernos también a nosotros, recibiendo la información adecuada y adaptada.

1.INFORMAR

PASOS:

  • Acudir a fuentes oficiales y buscar información contrastada por expertos: Ministerio de Sanidad, Colegios Profesionales Sanitarios, Organismos Oficiales, OMS, etc.
  • Preguntarle qué información sabe, posibles dudas o temores relacionados con el virus, así como información errónea que han escuchado o mal interpretado
  • Aclararle todas las dudas que pueda tener, de manera sencilla, y transmitiendo calma y seguridad.

¿QUÉ EXPLICARLES SOBRE EL CORONAVIRUS?

  • No esperar a que pregunten para hablarlo con ellos/as
  • Corregir información errónea o mal interpretada
  • Ser sinceros en cuanto a que se trata de un virus peligroso porque se contagia con facilidad, y por lo tanto debemos protegernos de él
  • Informar sobre los síntomas más frecuentes: fiebre, tos y sensación de falta de aire
  • Informar que la mayoría de los casos se recuperan (80%), pero los mayores son los que más deben cuidarse de este virus
  • Dar seguridad y confianza informándoles de que hay muchos profesionales sanitarios para curar, entender el virus, reducir sus riesgos y encontrar una vacuna

2. EXPLICAR

¿CÓMO EXPLICÁRSELO A NIÑOS Y NIÑAS?

  • No ignorar sus miedos o dudas
  • Utilizar un lenguaje adaptado a la edad del menor y a sus conocimientos
  • Entender que si no se lo explicamos bien recurren a argumentos fantasiosos para compensar la falta de información
  • Hablar con frecuencia sobre el tema, pero sin saturarles con demasiada información. Normalizar que se hable sobre ello sin que sea tema tabú.
  • Promover espacio de encuentro para la comunicación con ellos, donde se sientan seguros y tranquilos para expresar, escuchar y preguntar
  • Evitar hacer referencia a las personas que están muy enfermas o han fallecido
  • Ser honestos y evitar largas explicaciones, respondiendo a sus dudas o miedos que puedan tener
  • Transmitir que pueden expresar sus dudas y confiar en nosotros
  • Si no tenemos todas las respuestas, ser sinceros, quizás podamos buscar respuestas juntos.
  • Usar dibujos o representaciones gráficas sencillas para explicar cómo se produce el contagio (por ejemplo, que nació en China, que le gusta mucho viajar, y que de momento, Italia y España son dos países que le gustan mucho,..)

3. PROTEGER

¡Es un buen momento para transmitirles medidas de higiene para toda la vida!  Siga las recomendaciones y medidas de prevención que determinen las autoridades sanitarias. Confiar en ellos porque saben lo que tienen que hacer, ya que cuentan con los conocimientos y los medios.

DARLES EL SUPER-PODER PARA PROTEGERSE

  • Lavarse las manos con jabón “mientras inventamos una canción sobre el virus, decimos una tabla de multiplicar o contamos de 20 hasta 0 al revés”. Frotando con fuerza, en la superficie y los lados.
  • Al toser o estornudar cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable y tirarlo a la basura, “como si fuera una llave mágica de kárate para protegernos frente a los virus malos”.
  • Evita tocarse los ojos, la nariz o la boca, se puede hacer como un juego que pierde un punto quien lo haga.
  • Evitar el contacto físico con otros niños o personas, “aunque me apetezca mucho jugar o tocar a la otra persona. Esto será solo por un tiempo corto, podremos volver a abrazar o tocar a mis amigos muy pronto.”
  • Saber que puede contar con un adulto si no se encuentra bien.
  • Cuidado como nos relacionamos con otras personas, las conductas de rechazo o discriminación. Nuestro temor puede hacer que nos comportemos de forma inadecuada, rechazando o discriminando a ciertas personas.
  • Aunque no nos demos cuenta, nos están mirando, y aprendiendo, demos un ejemplo de medidas preventivas de higiene y salud.

 

RECOMENDACIONES PARA PADRES

Seguir las recomendaciones anteriores, y además:

  • Lo más importante es mantener la calma, y saber manejar el estrés
  • Vigilar nuestras conversaciones con otros adultos, o de otros adultos, nos escuchan y perciben nuestro miedo
  • No alarmarse ni estimular al miedo. Ser realista, la inmensa mayoría de las personas se están curando.
  • Protegerles de toda la información que dan los medios de comunicación, y puede ocasionarles malestar y preocupación. Pueden no interpretar bien la información.  Tener en cuenta que la información en las redes sociales suele ser superficial, incompleta o errónea.
  • Evitar que naveguen solos por internet buscando información no adecuada sobre el COVID 19
  • Dar seguridad sobre el estado de salud de los adultos de su entorno, como por ejemplo los abuelos, informarles que saben protegerse y cuidarse. Si suelen ver a otros familiares con frecuencia y debido al virus han disminuido las visitas promover contactos virtuales.

SI NO VAN A IR AL COLEGIO

Se desconoce el tiempo que los menores estarán sin acudir al centro educativo, actividades extraescolares, u otras actividades, por ello es importante planificarse con antelación, e informarles sobre ello.  Algunas recomendaciones:

  • Mantener los horarios y hábitos familiares habituales, evitando que esta situación altere el orden, estructura y seguridad que dan las rutinas
  • Procurar tiempo para el juego libre, deporte, movimiento corporal, incluso dejar tiempo para el aburrimiento
  • Procurar un hábito de horarios, tareas y responsabilidad en base a su edad, procurando dedicar un tiempo diario a la lectura, tareas o estimulación intelectual.
  • Diferenciar entre los horarios y rutinas de un día entre semana del fin de semana
  • Buscar la mejor forma de conciliar la vida laboral y familiar procurando organizar los horarios con el otro progenitor, familiares, u otros apoyos, si los hubiera.
  • Aprovechar esta situación para pasar más tiempo de disfrute y ocio en familia, algo tan necesario, y escaso habitualmente.

RECOMENDACIONES DE LIBROS

Desde Sentir recomendamos algunos de nuestros libros para tratar el tema con tus hijos y poder hablar con ellos a cerca del miedo.

“Dani contra el miedo”, es uno Crecicuento dedicado a entender los miedos evolutivos y saber cómo afrontarlos.

“Plantanimals: la emocipedia infantil”, se trata de un cuento para trabajar la inteligencia emocional, con el que los pequeños aprenden a reconocer y gestionar emociones, entre ellas el miedo.

“El talismán de luna” es un Senticuento para abordar el trauma y el duelo en la infancia.

Deja un comentario